jueves, 27 de agosto de 2015

El Seminario Internacional sobre la Pobreza, una farsa y una burla -denuncia la AC TyL

El 26 de agosto tuvo lugar una protesta de la AC Tierra y Libertad frente a la Biblioteca Magna de la UANL, escenario del "Seminario Internacional sobre la Pobreza", inaugurado solemnemente en Monterrey por Rosario Robles cuando todavía era Secretaria de Desarrollo Social. La AC TyL y el Partido Obrero Rojo (sin registro legal) distribuyeron el siguiente mensaje entre los asistentes:

Este Seminario, organizado por el Gobierno federal priísta encabezado por el Presidente, Enrique Peña Nieto, a través de la Secretaria de Desarrollo Social, Lic. Rosario Robles Berlanga, y a nivel estatal por medio del delegado de la SEDESOL, Lic. Edgar Oláiz Ortiz es una completa FARSA, que demuestra una vez más la falsedad e hipocresía gubernamental, porque en realidad NO se toma con seriedad científica social y económica este asunto de vida o muerte para decenas de millones de mexicanos que padecen el maldito flagelo de la pobreza, con sus secuelas de ignorancia, embrutecimiento y   degradación física y moral que deshumanizan y bestializan a estos parias de la sociedad.
(de los tres no se hace uno),


Decimos farsa porque el Gobierno priísta, después de los desastrosos resultados de sus políticas públicas de “combate a la pobreza”, que ha presumido de exitosas, organiza este seminario para tratar de engañar no sólo a la opinión pública nacional sino también a la internacional, simulando que se preocupa sinceramente por este grave problema.

El Gobierno priísta, heredero del triunfo de Obregón y Calles sobre la revolución de los campesinos pobres, se convirtió en un buen administrador de la fábrica de pobres que es el capitalismo nacional, sabe perfectamente bien cuál es la causa de la pobreza del pueblo mexicano, sabe muy bien cuál es la causa de la gran desigualdad social que existe en el país: conoce bastante bien lo que descubrieron Carlos Marx y Federico Engels desde hace más de 165 años. Sabe, también, cuál es la solución de raíz. Y si no, pregúntenle a Rosario Robles, exmilitante “comunista”.

Los gobernantes priístas saben que el sistema económico capitalista, basado en la explotación del trabajo asalariado, es la causa fundamental de la pobreza y sus malditos agregados; saben muy bien que el trabajo no pagado a sus esclavos modernos, es la fuente del plusvalor, es decir, de las ganancias y del enriquecimiento creciente de los explotadores y el origen, a su vez, del empobrecimiento masivo de la población.

Ellos también conocen cuál es la solución: la eliminación del capitalismo y su sustitución por el socialismo proletario, basado en la propiedad de todo el pueblo sobre los principales medios de producción y en el trabajo libre asociado.

En vez de contestarnos con argumentos, contestaron con policías!
Pero los gobiernos priístas aprovechan este valioso conocimiento NO para representar y defender a la población trabajadora pobre, a los obreros y campesinos pobres, sino para aplastarlos, tratando de impedir y oscurecer su lucha por liberarse de las cadenas de la esclavitud asalariada. Para ello, los gobiernos priístas recurren al engaño, la falsedad y la hipocresía, porque NO pueden reconocer abiertamente de qué lado están, es decir de los explotadores, pues hasta ahí llegaría su dominación política, porque temen al gigante dormido que es el pueblo explotado y oprimido. Por eso recurren a estos “Seminarios” y a otros muchos engaños, tratando de evitar lo inevitable: la revolución proletaria y el socialismo proletario.

Si de verdad quisieran, por lo menos, atenuar significativamente el problema de la pobreza, tomarían estas simples medidas como políticas públicas básicas:
·        * Salario mínimo general de $ 2,450.00 semanales.
·         *Seguro de desempleo de 8 mil pesos mensuales mientras el desocupado encuentra trabajo
·         *Pensión mínima general de 10 mil pesos al mes.
·        * Alimentos calientes y gratuitos en las escuelas públicas, desde maternal hasta la preparatoria.
Y para financiar este y otros gastos públicos: aumentar fuerte y progresivamente los impuestos a las ganancias y a las herencias.
Pero no lo hacen porque eso significaría romper con los verdaderos dueños y amos del país: los propietarios de la gran fábrica mexicana de pobres, los capitalistas nacionales.

Con respecto a su miserable programa estrella de pensión “universal”, de 65 y más, exigimos:
·         Aumentar esta pensión a un salario mínimo actual ($ 2,100.00 mensuales) en lugar de los miserables $580.00, que actualmente dan.

·         Incluir a los pensionados del seguro social en este programa para que la pensión sea de verdad universal.
       Responsables: Alicia de León, Secretaria Gral. de la AC "Tierra y Libertad"
       Gilfredo Verdugo Corral, Secretario Gral. del Partido Obrero Rojo (sin registro legal).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada